Horizonte






Vengo desde mi luto,
vengo puntualmente,
tercamente,
completamente vengo
y abrazo al ser común,
al individualizado,
y abrazo a las mínimas clavijas,
a las cavidades adjetivas,
no a las sustantivas.

Entro aquí, aquí mismísimo,
entro enteramente,
totalmente,
absolutamente entro
y pongo el último trozo de mi único motivo,
el resto de mi hambre
mi lengua en punta,
mi lengüeta, mi lengüita.

Ordeno mis jaulas,
ordeno unánimemente,
dulcemente,
mineralmente ordeno mis jaulas:
primero el cascabel que me calla,
luego la oruga urgente,
la encarnada,
la luminosa.

Vengo, entro, ordeno,
mecánicamente, minuciosamente,
desesperadamente
vengoentroordeno
y no queda rencor ni fiebre en mi mercurio
y no queda cordel con el que atar mis puntos cardinales:
aquel, este, otro, ninguno.




Ilustración: Jean-Michel Basquiat (1982)


0 comentarios :: Horizonte

Publicar un comentario en la entrada

Visitas ocasionales