Notas sin pie de página



1.
De Heidegger (¡Cuidado!): “Sólo aprendemos a pensar cuando intentamos alcanzar aquello que antes de nada es lo digno de ser pensado”

2.
El suicidio según Cioran. Dice: “Es el nirvana por la violencia”. Dice: “Matarse es, de hecho, rivalizar con la muerte, es demostrar que uno lo puede hacer mejor que ella, es hacerle una jugada y, éxito no desdeñable, rehabilitarse ante sus propios ojos”. Dice: “Nadie se mata, como se piensa comúnmente, en un acceso de demencia, sino más bien en un acceso de insoportable lucidez”. No es una paradoja el que no encontrase la muerte de su mano. También dice: “Intento -pero no lo consigo- no sentir vanidad por nada”

3.
Conversación entre profesores: en una escalera de caracol en la cual un móvil haya llegado hasta el límite del cansancio sin agotar sus peldaños no se sabrá nunca si ha estado subiendo o bajando.

4.
Absoluto es lo ab-suelto. Lo libre de la serie de las condiciones. ¿La totalidad de las condiciones?

5.
Más Cioran: “Sólo el escritor sin público puede permitirse el lujo de ser sincero ya que no se dirige a nadie”.

6.
Poética: crear lo que despierta el deseo de crear.

7.
Al fin Kafka: “Un escritor que no escribe es un monstruo que invita a la locura”.

8.
Ejercicios para mantenerse saludable: comprar lo que nos disgusta, llamar a las cosas por su nombre, huir de las celebraciones estrepitosas, construir laberintos.

9.
¿Cuándo es buena la locura? Esta pregunta puede ser contestada por los miembros de distintas cofradías: los sacerdotes de vudú, los poetas automáticos, los pintores de lienzos en blanco, los filósofos de pies planos. Podríamos, por tanto, concluir que nunca la locura estuvo como hasta ahora tan bien distribuida y mostró sus efectos benéficos: sólo así se pueden soportar sus creaciones -criaturas para los primeros-.

10.
El primero de la clase: como piensa que la vida no consiste sino en aprender a fracasar quiere ante todo los fracasos. Es un presumido que proclama ¡Yo sé bien poco!


Ilustración: Antoni Tàpies, Ein Spiel von Spiegeln - Katalanische Lyrik, 1987

3 comentarios :: Notas sin pie de página

  1. Sobre el segundo (Cioran, el suicidio): Hace años tenía unos recortes de periódico con reseñas de obras de Cioran, y alguna o algunas entrevistas. Todo perdido: intenté encontralas hace ya tiempo, y no di con ellas. (¿Aparecerán, como en tantas otras ocasiones, cuando no los busque?). En una entrevista, quizás con Savater como interlocutor, reconocía que a pesar de su atracción por el suicidio, él lo veía más como una idea-consuelo que otra cosa: el consuelo consiste en saberse capaz de matarse en caso de que todo empeore hasta lo insufrible. Pensar en la posibilidad de la salida ayuda a seguir (¿engañándose?). Pero había otra joya: reconocía que, aún en su país de origen, de joven, consiguió una noche evitar el suicidio no recuerdo si de un amigo, colega o estudiante. ¡Él, Cioran en persona! Añadía algo sobre el consuelo -otra vez- que supone la conversación: hablar de lo que a uno le hace sufrir, incluso con el típico desconocido del parque, no remedia nada, pero reconforta y quien así se desahoga encuentra aire para continuar en la brecha...(por entonces Cioran nada sabía de blogs on line).
    Alguien en alguna parte ha de conservar esas dos perlas.
    MMR.

  2. La entrevista a la que te refieres creo que es esta:

    http://hiperbaton2008.blogspot.com/2008/09/cioran-entrevistado-por-gabriel-liceanu.html

    A mí me llama más la atención la historia del tipo de los pies sucios... Siempre he creído que la idea del suicidio es una idea límite, en realidad, una idea falsa. Pero bueno, Cioran siempre me ha parecido estimulante.

    Ramón

  3. 1 El pensamiento nos alcanza cuando relajamos la tension cerebral impuesta por esta mierda de vida que nos ha tocado vivir.

    2 El suicida es un actor exhibicionista que, en un alarde de protagonismo termina la escena bajándose el telón por última vez.

    3 La escalera no es ni principio ni final, es el limbo de la actividad cotidiana.

    4 Nuestras acciones marcan lo absolutamente correcta o incorrectas que pueden llegar a ser en el trascurso de las mismas.

    5 El anonimato, es hoy en día, la libertad de expresión del que teme ser reprendido. Es el grito de libertad de los que tenemos algo que decir.

    6 La poesía son palabras de un alma sensible que necesitan ser liberadas. Son sentimientos encontrados que explotan sobre un papel con el único fin de ser leídas.

    7 Un escritor que no escribe es un monstruo temeroso de que sus palabras no despierten los sentimientos que desea transmitir. Es un saco de carne y hueso donde se amontonan las palabras hasta que la locura libera esa presión inaguantable.

    8 Vivir nuestra vida sin pretender vivir la de los demás.

    9 La locura es buena cuando a través de ella alcanzamos esos mundos maravillosos que solo podemos visitar cuando, agotados por la realidad, nos abandonamos a nuestros sueños.

    10 De los fracaso se aprende, de los aciertos, no. Por eso toda mi vida está plagada de fracasos y desacierto. Soy un yonki del aprendizaje.

    Un abrazote.

Publicar un comentario

Visitas ocasionales