Lasciate ogni speranza voi ch'entrate





Hablábamos acerca del miedo.
Yo sostenía que el miedo más puro
es el desconocimiento de nuestros deseos.

Dije: el verdadero miedo es no saber lo que se desea.
Creo que nadie lo sabe,
nadie.

Entonces
alguien propuso escribir un deseo,
uno solo.
Yo pensé que era un ejercicio estúpido
e inútil.

Pero no sé por qué recordé el invierno
y a mi padre enfermo
y escribí:

“abandonar toda esperanza”

y leí mi nota:
abandonar toda esperanza

y añadí:
ese es mi miedo realmente.







Ilustración: Fotograma de Tale of Tales, Yuri Norstein, 1979

0 comentarios :: Lasciate ogni speranza voi ch'entrate

Publicar un comentario

Visitas ocasionales